Distrito Federal vulnerable ante terremotos

Por: y - 28 septiembre, 2011

Terremoto de México de 1985Habiendo transcurrido 26 años desde el Terremoto de México de 1985, en el Distrito Federal se construyen inmuebles de oficinas y departamentos irrespetando las normas del Reglamento de Construcciones de la Ciudad, aseveran expertos de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

La problemática es más seria en la zona de origen lacustre por las características de los suelos y porque muchas inmobiliarias edifican pensando solamente en ganancias inmediatas. Además empeora la situación el hecho de que las delegaciones políticas no tienen el personal calificado en cantitad suficiente para cumplir con la labor de vigilar la aplicación del Reglamento de Construcciones en el Distrito Federal, según Virginia Barrios y José Ávila, especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Se admite que desde el terremoto de 1985, varios apectos de la temática mejoraron, por ejemplo la determinación de las zonas de mayor riesgo y los lugares donde no se debe edificar, así como la adopcion de normas más adecuada a las necesidades de la ciudad en lo que a construcción se refiere. Sin embargo, los expertos lamentan que una parte sustancial de estas nuevas normas no se cumplen.

“En la actualidad se toman medidas que antes no existían, por ejemplo, usar más materiales de alta resistencia como el acero, se han mejorado los detalles de diseño y las normas técnicas complementarias, pero no es suficiente”, expresaron.

Una cantitad importante de edificios tienen significativas debilidades, porque “tienen una entrada de seis metros, luego se abren, tienen diagonales y lo correcto es fusionar terrenos” para construir de forma más adecuada y segura.

Por otro lado, a pesar de que se trabajó en simplificar la administración para la obtencion de permisos de construcción y otros trámites, no se creó una entitad encargada de vigilar la aplicación de las normas de construcción, responsabilidad que termina recayendo sobre las delegaciones carentes de medios para hacerlo.

En los últimos años la Ciudad de México se fue extendiendo en dirección a las zonas de reserva ecológica y de recarga de los mantos acuíferos, provocando daños ambientales y hundimientos de terrenos, por lo que debe ser frenado el crecimiento de la ciudad en estas zonas, expresaron los expertos.

bb6bccc8c08c01d8af90f638a85f52f6

Deja un comentario